Los primeros simuladores

01.02.2013

 

Los primeros simuladores Los juegos de conducción siempre han estado presentes desde prácticamente el mismo inicio de los videojuegos y prueba de ello son los múltiples ejemplos que voy a mostrar en este artículo.

La posibilidad de ponerse a los mandos de un coche simulado de forma virtual, suele despertar un gran interés, tanto a los aficionados a los videojuegos como a los del mundo del motor, por lo que tal vez sea este el motivo de la temprana aparición los videojuegos de conducción.

Echando la mirada a atrás desde el punto de vista de la tecnología actual, estos juegos pueden parecer bastante "ridículos", aunque en su época fueron objeto de la diversión más frenética, a pesar de comenzar jugándose desde una perspectiva cenital, en dos dimensiones, con un sonido nefasto, sin efectos climáticos, ni modelados realistas, ni circuitos de calidad fotográfica o sin las físicas habituales simulador actual, ofrecían una gran diversión a quienes tuvimos la oportunidad de jugarlos en su momento.

No pretendo realizar un concienzudo y exhaustivo análisis por todos y cada uno de los videojuegos de coches publicados, aunque si hacer hincapié en aquellos más significativos o que incorporaron novedades notables que influenciaron la evolución de los videojuegos de conducción.

Remontándonos hasta el propio inicio de los videojuegos para iniciar el repaso, nos encontramos al reconocido por todos como "El Padre de los videojuegos", Ralph H. Baer (nacido el 8 de marzo de 1922), inventor e ingeniero germano-estadounidense, reconocido por sus grandes contribuciones a la industria de los videojuegos, creador también de la primera videoconsola "Brown Box" en 1968, que pocos años después daría origen a la primera videoconsola domestica la "Magnavox Odyssey".



Durante las décadas de los 70, 80 y principios de los 90 los mejores videojuegos solo se podían disfrutar en los salones recreativos, a pesar de que muchos también se publicaban en plataformas domésticas, siempre solían tener una calidad gráfica y jugable inferior, ya que estas estaban muy por debajo de la potencia capaz de desplegar las placas de las máquinas recreativas.

Maquinas recreativas


En 1973 Atari publico el videojuego "Space Race", un juego compuesto de gráficos en blanco y negro, el cual se jugaba con una especie de controlador (Joystick primitivo) con únicamente dos direcciones (izquierda y derecha), el videojuego estaba diseñado para ser jugado entre dos personas, las cuales competían entre sí en una especie de carrera espacial, en la que además de superar y al rival se debían esquivar los meteoritos.

A pesar de que los vehículos representados en "Space Race" no eran coches, la mecánica de juego es muy similar a la que adoptarían posteriormente los primeros videojuegos de coches.



Poco tiempo después Taito publicó un juego muy similar, llamado "Astro Race", en el cual el controlador si permitía además movimiento en las direcciones de adelante y atrás.

En 1974 fue publicado por Taito el juego "Speed Race" de Tomohiro Nishikado, un año después renombrado para su distribución por el resto del mundo por Midway como "Racer" o "Wheels" logrando vender más de 7.000 cabinas en los Estados Unidos, el cual si es considerado como el primer juego de conducción de coches desarrollado de la historia, que destacaba por el uso de gráficos de sprites (en contraste con las líneas y los puntos de los juegos anteriores como Pong), desplazamiento vertical, posibilidad de estrechamiento y ensanchamiento de la pista, efectos sonoros de motor (pitidos), detección de colisiones (los coches pueden chocar entre sí).

En contraste con los diales de control utilizados hasta ahora por máquinas como por ejemplo la de Pong, este utilizaba un controlador de dirección tan realista como lo puede ser un volante para la dirección, así como un pedal para la aceleración y una palanca de cambios para intercambiar entre velocidad lenta y rápida.

Speed Race


La jugabilidad era muy simple, el jugador debía competir contra unos coches rivales concretos, además de necesitar esquivar otros coches eventuales que aparecerán durante la carrera, incrementándose la puntuación en la medida de que vayamos adelantando coches.

El juego también ofrece la posibilidad de seleccionar la dificultad de la partida con las opciones de Corredor principiante ("Beginner's race") y Corredor avanzado ("Advanced player's race").

Taito y Midway que se aliarían para años más tarde publicar también míticos juegos como fueron "Gun Fight en 1975 o Space Invaders en 1978.



En ese mismo año (1974) Atari publica también "Gran Trak 10" un juego de pantalla estática en el que controlamos un vehículo desde una perspectiva cenital visionando todo el circuito, donde el jugador únicamente ha de batir su propio tiempo vuelta a vuelta.



En 1976 de nuevo Atari volvía a la carga con un nuevo juego innovador "Night Driver", justificando la carencia de tecnología existente con el planteamiento que supone el conducir de noche, con una perspectiva de visión perpendicular, que en los años próximos se populizaría entre las desarrolladoras.

Además del fantástico efecto visual logrado con el uso de la perspectiva que ofrecía, también en el apartado sonoro se innovaba con el añadido del sonido variable del motor del coche para la aceleración y deceleración, así como el efecto de los chirridos de las ruedas cuando giramos a gran velocidad.



Pocos meses después Midway saco su propia versión de Night Driver, el juego "Datsun 280 zzzap", el cual a pesar de tener un mejor acabado técnico, carecía de toda originalidad, así como de los efectos sonoros que tanto ambientaban la conducción.

Midway unos años después comenzó a desarrollar sus propias máquinas, cuyo título de conducción más destacado en los primeros años fue "Laguna Racer" de 1977, en el cual conduciremos por una recta adelantando y esquivando a nuestros rivales cuando estos se interpongan en nuestro camino.

Laguna Racer


El juego nos reta a recorrer la máxima distancia posible en 90 segundos, premiándonos con 45 segundos extra al superar la distancia de 500 millas (innovando con la incorporación de la bonificación por tramo recorrido), para lo cual deberemos gestionar de forma óptima las marchas así como evitar colisionar con otros coches.



Durante este año 1977 aparecieron los juegos "Sprint 4" y "Sprint 8" de Atari, "Sprint One" de Kee Games en 1978, "Street Racer" de Atari e "Indy 500" de Atari, ofreciendo un estilo de juego similar a ya visto años atrás con "Gran Tank 10", aunque aprovechando los avances de la tecnología ahora incorporaban más colores en pantalla, modalidades de juego y posibilidad de jugar dos personas simultáneamente.

Indi 500


En el año 1978 fue publicado el que para mí fue el primer juego que exigía una destreza adicional para conducir un vehículo, se trata de "Fire Truck" de Atari en el que conduciremos un camión de bomberos desde una perspectiva de vista cenital, a través de unas calles con curvas y repletas de obstáculos que deberemos esquivar, en el que acumularemos puntos a medida que vayamos recorriéndolas.

El control del camión no resulta sencillo, ya que además de propia dificultad que entraña por tratarse de un vehículo de mayores dimensiones que un coche, también se añade la dificultad de ser este un camión de tipo articulado, cuyo remolque basculara cuando realicemos un giro de modo "semejante" al comportamiento real.



En 1979 Sega lanza "Head On" extraño un juego de carreras por lo inusual de los circuitos ya que estos tienen un diseño laberintico, del que poco tiempo después muy probablemente se inspirase el mítico Pac-Man.

Head on


"Speed Freak" vio la luz también dentro de la década de los 70, desarrollado por Vectorbeam, fue el primer juego tridimensional mediante el uso de vectores, en el cual circularemos por una carretera sin fin de doble sentido y múltiples curvas, con el objetivo de ir atravesando los puntos de control, evitando salirnos de la carretera, colisionar con otros coches, animales o cualquier inclemencia que se interponga en nuestro camino.



En los 80 el número de plataformas en las que jugar a videojuegos se incrementó notablemente con la aparición de "consolas portátiles" (game & watch), consolas (Atari 5200 y 2600, ColecoVision, Intellivision, SG-1000, TV-Game 6, TurboGrafx, etc.) y ordenadores (286, 386, etc.), aunque en ellos la calidad de los videojuegos era muy inferior a la que eran capaces de ofrecer las populares máquinas recreativas, con sus placas de un solo juego, que durante casi dos décadas fueron toda una fiebre para los aficionados de los videojuegos.

El videojuego de consola portátil de tipo "Game and Watch", "Patrol" 1979/80, (fue al primer video-juego de coches al que jugué cuando "apenas levantaba poco más de medio metro del suelo", gracias a que un familiar mío tenia esta "consola portátil"). El juego consistía en realizar una persecución policial, que basaba su jugabilidad en conducir esquivando los coches y los disparos de los enemigos para atrapar al criminal tras una ardua persecución.

Patrol


Por su temática puede considerarse como el precursor del estilo de juego de "conducción con persecuciones policiales en plena calle", al que siguieron otros como por ejemplo grandes títulos como "Chase HQ" o los actuales "Need for Speed".



"Pole Position" de 1982 desarrollado en asociación de Namco/Atari inicialmente para máquinas recreativas, con los años adaptado a todo tipo de plataformas, fue el primer videojuego en acercar la competición de la Fórmula 1 a los aficionados "videojugadores", sentando las bases del futuro de la simulación y demás juegos de conducción, haciendo gala de los gráficos más realistas del momento, mostrando el coche desde una perspectiva externa y posterior, utilizando un trazado real, así como incorporando publicidad dentro de un videojuego.

Pole position


Pole Position añade la característica de la sesión de clasificación para poder tomar parte de la parrilla de salida del gran premio de Fuji, debiendo completarla dentro de un tiempo mínimo establecido.



Tres años después apareció un título que acercaría la conducción a los "jugones" menos aficionados al mundo del motor, "Out Run" (1986), desarrollado por Sega inicialmente para recreativas, pero que no tardó en hacer su aparición en las plataformas domésticas, causando gran sensación por el alto grado de diversión que ofrecía.

Out Run


El juego hacia uso de una nueva tecnología denominada "Super-Scaler", la cual posibilitaba mostrar una gran cantidad de sprites 2D simultáneos en pantalla. El juego nos ponía a los mandos de un Ferrari Testarrosa descapotable, con el que podíamos circular junto a una chica rubia cientos de kilometros de carreteras de los Estados Unidos, atravesando diferentes entornos como playas, montañas, pueblos, desiertos, zonas nevadas, amaneceres y atardeceres, procurando llegar a cada "checkpoint" dentro del tiempo establecido.



En 1987 apareció "Final Lap" producido por Namco y publicado por Atari, considerado como el sucesor espiritual de los Pole Position, mejorando notablemente la fórmula de estos, cuyo principal añadido fue el posibilitar competir hasta ocho personas de forma simultánea en el gran premio de Suzuka, mediante la interconexión de varias máquinas recreativas.

Final Lap


"Test Drive" de 1987 desarrollado por Accolade, supuso el inicio de la más longeva franquicia de videojuegos de todos los tiempos cuyos primeros títulos fueron publicados hace ya 25 años, entre 1987 y 1998 para todo tipo de plataformas de la época, tales como Amiga, Apple II, Atari ST, Commodore 64, DOS, PC-98, Amstrad CPC, Genesis, Macintosh, MSX, SNES, ZX Spectrum, Playstation y Windows.

Test Drive


El juego ofrecía al jugador la posibilidad de conducir diversos coches basados en homónimos reales: Lamborghini Countach, Lotus Turbo Esprit, Porsche 911 Turbo, Ferrari Testarossa y Chevy Corvette, en el que podremos conducir desde la perspectiva de cabina del coche, para huir de la persecución policial a través de una carretera de montaña, en la que deberemos adelantar a los coches que nos preceden con la precaución de no colisionar con los que circulan en sentido contrario.



"Chase H.Q." de 1989 desarrollado por Taito, en el que tomamos el papel de un inspector de policía inspirado en la serie "Miami Vice", conduciendo un Porsche 928 de persecución policial, con el que daremos caza a los más escurridizos maleantes.

Chase HQ cuenta con importantes avances técnicos con la incorporación del turbo, entorno a varios niveles, colinas y diferentes superficies del suelo.

Chase H.Q.


El juego incluye cinco niveles, en los que deberemos de además de dar caza al criminal en un tiempo determinado, para que una vez alcanzado dispondremos de 60 segundos para inutilizarle el coche (incorporando al género los daños graduales en vehículos) mediante colisiones para que este aminore el ritmo y así poder adelantarle, cortarle el paso y detenerle.



"Hard Drivin" de 1989 desarrollado por Atari, "Stunt Car Racer" desarrollado por Geoff Crammond y publicado en 1989 por MicroStyle y "Stunts" de 1990, también conocido como "4D Sports Driving" desarrollado por Distinctive Software, fueron los primeros juego de carreras en 3D con texturas aparecidos en diferentes plataformas domesticas de la época, aprovechando al extremo tecnología 3D del momento, para ofrecer al jugador un sin fin de posibilidades a la hora de realizar acrobacias de todo tipo: saltos, bucles, sacacorchos, etc., ofreciendo además la posibilidad de poder ver a posteriori las repeticiones completas de las carreras.

Stunts


En Stunts el jugador puede optar por la carrera contra el reloj o contra uno de los seis diferentes oponentes, donde además de las ya mencionadas acrobacias disponemos de una gran variedad de superficies, asfalto, grava, nieve, agua, apreciándose los diferentes niveles de agarre en cada una de ellas.

Gracias al editor de circuitos incluido en el juego, este ofrece una cantidad ilimitada de pistas virtuales donde competir, siendo tremendamente fácil crear circuitos con todo tipo de acrobacias imposibles.



A partir de esa época los juegos de coches en 2D comenzaron a extinguirse dejando paso a los que aprovechaban la tecnología 3D, siendo uno de los primeros y mejores abanderados del uso de esta, el videojuego "Virtua Racing" de 1992, como un desarrollo de "Sega-AM2" para su nueva placa de recreativa "Model 1", aunque más adelante también vio la luz en las plataformas de sobremesa domesticas de la compañía.

Virtua Racing introdujo un concepto novedoso, el autodenominado por Sega "V.R. View System", que permitía al jugador elegir entre cuatro puntos de vista diferentes (cenital, a media altura, detrás del coche y la vista interior de cabina), siendo también de la primera recreativa en utilizar la relación de aspecto 16:9.

Virtua Racing


En Virtua Racing además de competir contra la máquina, también se podía hacer contra un amigo, siempre y cuando en la sala recreativa se encontrasen dos máquinas conectadas entre sí. En 1993 apareció una nueva versión del juego, llamado "Virtua Formula", cuya característica principal era que ahora permitía jugar con hasta 8 amigos/rivales en de forma simultanea (aunque eran pocos por no decir casi ninguno, los salones de recreativos los que se podían permitir tener más de 2 máquinas de este juego, y no ya solamente por el coste, sino también por el espacio que ocupaban).



Hasta aquí mi particular resumen de los inicios de los juegos de conducción, cierto es que desde Virtua Racing hasta los juegos que tenemos hoy día han habido mejoras y muchas, pero a mi parecer ya no han sido tan notables como los avances de los primeros años en los que la industria del videojuego renovaba conceptos a cada paso que daba.


Atari

Logo Atari Desde que fuera fundada en 1972 por Nolan Bushnell y Ted Dabney, Atari ha cambiado de dueño en varias ocasiones hasta ser adquirida finalmente por Infogrames (firma que cambió su nombre por Atari, S.A. en 2003). Una situación ha llevado la compañía a tomar medidas extremas para su supervivencia.

Hace dos semanas (20 de enero de 2013), solicitó acogerse a la enmienda número 11 de Estados Unidos, con la intención de independizarse de la compañía matriz francesa Atari, S.A., con el objetivo de ganar tiempo para poder reorientar el negocio y posteriormente buscar capital de inversión para funcionar como una compañía pequeña orientada a las plataformas móviles y pequeños proyectos.

Como hemos visto a lo largo del artículo Atari ha sido protagonista de muchos de los grandes avances de la programación de los primeros videojuegos de conducción, aportando ideas innovadoras que pronto eran copiadas por la competencia, confiemos en que el futuro devenir de la empresa retorne a sus inicios aportando ese "factor" de originalidad en sus productos, de los cuales hacía gala en sus anuncios para televisión.

Quiz tambin pueda interesarte

Test Drive: Ferrari Racing Legends El nuevo Test Drive de la mano de la desarrolladora Slightly Mad Studios nos ofrece como un nuevo juego de conducción de estilo arcade en un completo homenaje a la armadora del Cavallino Rampante ...


ltimos comentarios:

carlos

Imprsionante artculo.


Elretroconsolero

Muy buen articulo, me ha gustado mucho. Un repaso muy completo a los inicios del genero.
Mi particular aventura empez con el Pole Position y continuo con el Out Run, juegos que no olvidare nunca.
N saludo


Leonardo Danko

hola, alguno se recuerda de un juego de autos que tenia cambios con embrague a?os 90 aprox