Técnicas con pedales

06.08.2011

 

Punta tacón o punta y taco es una maniobra en la que se pisa el pedal de freno de un automóvil con la punta del pie y se acelera con el tacón, cuando se reduce una o varias marchas para igualar la velocidad de giro de los ejes primario y secundario del cambio y así facilitar la inserción de la marcha deseada.

Hoy día debido a que los coches equipan modernos sincronismos en las cajas de cambio actuales, la técnica del doble embrague comienza a quedar en desuso ya que la electrónica/mecánica se encarga de realizar dicha función.

Gracias a los simuladores virtuales podemos practicar esta y otras técnicas de conducción avanzadas sin riesgos para nuestro coche, nuestra propia persona o provocar daños a terceros.

Es por esto que considero adecuado explicar estas tres técnicas con los pies, que únicamente los buenos simuladores (rFactor, iRacing, LiveForSpeed, etc.), saben interpretar de forma correcta simulando fielmente el efecto real.


Técnica de punta tacón

El fundamento de esta técnica es sincronizar lo más posible las revoluciones que lleva el motor con las de la caja de cambios, y así hacer que la reducción sea continua y sin golpes o saltos, lo que puede llevar a bloquear las ruedas tractoras, con el consiguiente susto, sobre todo si es un propulsión.



Esta técnica sirve para además de cuidar el motor, evitando que este sufra por la brusquedad de adaptación a marchas cortas al retener el coche bruscamente cuando bajamos marchas, nos sirve para tener más control sobre nuestra frenada, evitando de esta forma la brusca acción del freno motor, en competición se utiliza para apurar más la frenada de entrada a la curva y realizarla en el momento justo para así dejar el coche a la velocidad recomendada al trazar la curva y así conseguir acelerar lo antes posible.

Un dicho popular de las carreras dice: "No es más rápido el que más tarde frena, sino el que antes acelera".

De lo que se trata con esta maniobra es de frenar con el freno de pie y con el freno motor, pero teniendo en cuenta que una inserción inferior de marcha hace sufrir mucho tanto a la caja de cambios como al motor.

La maniobra consiste en que cuando se frena y se reduce marcha, hacer un doble embrague para no dañar la mecánica, esta es una maniobra de habilidad con nuestros pies bastante complicada, ya que cuando estemos frenando y pisando el embrague en mismo tiempo, deberemos utilizar el pié derecho para frenar y dar el golpe de gas al con cada marcha que bajemos.

Para ello, usaremos básicamente una de estas tres técnicas, dependiendo del tipo de pedales que tengamos:

  • 1.- Pisar con el lado izquierdo del pie el freno, girando el tobillo, dar gas con el la parte derecha de este.

  • 2.- Pisar con la punta del pie el freno, mientras damos gas con el tacón del pie.

  • 3.- Pisar con el tacón del pie el freno, mientras damos gas con la punta del pie.



  • Técnica de Doble embrague

    Esta técnica realiza acelerando el motor al desembragar para reducir para bajar a una marcha más corta, con la intención de que al levantar el pedal del embrague velocidad de rotación del motor se sincronice en la medida de lo posible ajustándola a la que tendría en la nueva marcha engranada.

    Se utiliza también cuando en un tramo de subida el coche no tiene fuerza o simplemente porque reducimos para obtener mayor respuesta del motor, bajamos a una marcha menos para obtener la potencia necesaria del motor para resolver esa situación.

    Si por ejemplo nos encontramos en una marcha larga a 2.500 rpm. y queremos bajar una marcha, lo haremos de forma normal presionamos el embrague mientras dejamos de acelerar, para que cuando pasemos la palanca de cambios por el punto muerto, soltemos el embrague y damos un acelerón hasta alcanzar las revoluciones que puede tener a la misma velocidad pero con la marcha menos, por ejemplo unas 4.000 rpm., en este momento tenemos las revoluciones del motor y de la caja de cambios casi a la misma velocidad, volvemos a pisar el embrague para insertar la marcha inferior, aceleramos con decisión.

    Esta maniobra ha permitido que la marcha entre mucho más suave ya que el embrague no ha tenido que contrarrestar una diferencia grande de revoluciones para que las dos se pongan acordes. Ahorrando también en tiempo y esfuerzo mecánico.

    Técnica de golpe de gas

    Es similar a la de doble embrague, con la diferencia de que mientras que con doble embrague cuando pasamos por punto muerto soltando el embrague, aceleramos, con "Golpe de gas" cuando metemos la nueva marcha antes de soltar el pedal del embrague se le da un golpe de gas para igualar revoluciones y que la reducción sea más suave.

    Para terminar os dejo un video de una leyenda del automovilismo demostrando su gran maestria en la utilización de su técnica en la utilización de los pedales.



    Quiz tambin pueda interesarte

    Técnica de frenado con el pie izquierdo La utilización del pie izquierdo para frenar es una técnica habitualmente utilizada en los rallys desde los años 80, la cual sirve principalmente para equilibrar el coche


    ltimos comentarios:

    pedro

    Uno de los mejores, si no es que, el mejor piloto del mundo


    Just

    Impresionante y con mocasines .... era ?nico