Atze Kerkhof del salón al cockpit

31.01.2014

 

Atze Kerkhof del salón al cockpit La historia de Atze Kerkhof con tan solo 26 años es única, por haber logrado un gran éxito al pasar de conducir en un videojuego de simulación en el salón de casa, a poder realizar una prueba en Fórmula 3 el pasado mes de diciembre con el equipo holandés Van Amersfoort Racing.

Atze comenzó a competir virtualmente con el simulador rFactor 1, pasando más adelante a la plataforma Simraceway (basada en rFactor 1) y más adelante a iRacing, donde se convirtió en miembro del renombrado equipo de Redline, logrando alcanzar un alto nivel dentro de los eventos organizados en el mencionado simulador, haciendo gala en todo momento de su compromiso y habilidad con esta afición.

Atze Kerkhof del salón al cockpit


Como miembro del equipo de Redline, Atze invitó al equipo al ex-piloto de Lotus F1 de Nueva Zelanda Richie Stanaway el cual había ganado el campeonato alemán de Fórmula 3 de 2011 con el holandés Van Amersfoort Racing Team, pero que en ese momento se recuperaba de una lesión de espalda, y empezó a competir en el simulador con el equipo de Redline para mantenerse en forma preservando la sensación de las carreras sin prejuicio para su recuperación. Atze Kerkhof hizo las funciones de entrenador personal para Richie ayudandole a lograr adaptarse a la competición virtual. Meses después Richie devolvió el favor a Atze hablando de este a su directora de su equipo de competición real de Formula 3 Frits van Amersfoort, la cual le ofreció a Atze una oportunidad de mostrar su valía en un coche real de Formula 3.

Atze Kerkhof del salón al cockpit


La prueba se llevó a cabo en el circuito de Barcelona el pasado 12 de diciembre, donde realizó una larga sesión de pruebas durante un día completo entre las 9h. y las 17h. en un fórmula de 240 caballos, obteniendo un satisfactorio resultado, a pesar de que la licencia de piloto la había obtenido tan solo cuatro meses antes.

Atze comenta: "Lo primero que me llamó la atención, o más bien me sorprendió, fue mi aspecto físico. A pesar de estar acostumbrado a realizar bastantes esfuerzos físicos, después de mis primeras 10 vueltas estuve "roto". No estaba preparado para soportar las fuerzas que se experimentan en el coche. Sin embargo, según avanzaba el día, más me dio la sensación de que yo sabía lo que tenia que hacer gracias a mi práctica en el simulador y cada vuelta era más fácil que la anterior."

Atze Kerkhof del salón al cockpit


Kerkhof dio 65 vueltas a la pista, aproximadamente las mismas que dan en el campeonato de Formula 1, demostrando ser capaz de conducir al más alto nivel. El director del equipo Jeroen de Jong denominó prueba realizada aquel día por Kerkhof como "un cambio en el mundo del automovilismo", a pesar de que al principio este reconocía ser escéptico sobre este asunto de que un jugador virtual pueda pasar tan fácilmente a un cockpit real "Atze fue el primero que nos ha mostrado que esto es posible. Él incluso ha tenido la habilidad de cuidar la caja de cambios pesar de los giros a altas velocidades y el echo de que esta habilidad la haya aprendido su sala de estar, evitándonos tener un montón de errores muy costosos, resulta bastante sorprendente".



Más de una semana después de la prueba, se informó a Kerkhof de que había un puesto disponible para él en equipo alemán de Fórmula 3, fijando como única condición que debía de buscar patrocinadores por valor de 400.000 € para afrontar los gastos de la temporada.

A pesar de que el presupuesto requerido no es insignificante, Kerkhof es optimista y afirma "Espero que mi historia sea muy atractiva debido a las oportunidades incuestionables para los patrocinadores, así como para inspirar a millones de fans que empiezan en una sala de estar como yo".

Quiz tambin pueda interesarte

Del simulador al circuito Cuando uno se sienta frente a los mandos de un volante informático dispuesto a conduccir al límite en el simulador, llega un punto en el que te planteas ...



ltimos comentarios: